Bebidas energéticas

A menudo las bebidas energéticas hacen grandes promesas. Algunas dicen que aumentan energía y el estado de alerta, otras ofrecen nutrición extra, y algunas incluso afirman que aumentan el rendimiento deportivo o capacidad de concentración.
 
Pero se debe mirar más allá de los envases llamativos de los productos energéticos y conocer realmente que es lo que está consumiendo; ya que en general podemos obtener de ellos una dosis de azúcar y cafeína no adecuada para la salud.
 

Conozca las desventajas de estos productos:

Contienen exceso de calorías y azúcar. Esto puede ser adecuado  en algunos casos para atletas que practican deportes de alto rendimiento, pero para la mayoría de los adolescentes el azúcar y calorías adicionales solo contribuyen al aumento de peso y al deterioro de la salud bucodental. 
 
A menudo gran parte de su contenido está dado por cafeína, la cual es una sustancia legal estimulante, pero que puede tener efectos secundarios como dolor de cabeza, dolores de estómago, problemas de sueño. Además si el consumo de estas bebidas es muy frecuente puede generar consecuencias más graves como una aceleración del los latidos del corazón y presión arterial alta. 
 

Por otra parte al tener esta composición este tipo de bebida no cumple la función de hidratar el cuerpo.

¿Ingredientes misteriosos?  Además de la cafeína y el azúcar, algunas marcas de bebidas energéticas pueden tener ingredientes cuya seguridad y eficacia no han sido probados (como guaraná y taurina). También pueden  contener suplementos de hierbas como el ginseng, que no están regulados por la Agencia de Alimentos y Drogas de Estados Unidos (FDA).
 
Afecta su bolsillo. A pesar de que hoy en día se pueden encontrar en todos los supermercados tienen un elevado precio.  Usted puede en cambio con la misma cantidad de dinero comprar alimentos que le ayudarán a aumentar su energía así como proporcionar nutrientes que su organismo necesita como yogurt, agua, frutas, cereales de grano entero.
 
Recuerde que detrás de estos productos existe un mercadeo inteligente que muchas veces puede ser engañoso. Estos productos no son opciones saludables y el mejor impulso de energía proviene de una vida saludable. Las personas que comen bien, toman agua, practican actividad física  y poseen un horario adecuado de sueño, tienen un montón de energía de forma natural.
 

Referencias

  • Popke, M. (2010). Buzz Kill. Athletic Bussines, 68-70.
  • Frei, L. (2010). Energy drinks . . .Not worth the energy?. S.P.R.A. Fitness Division, 4-6.
  • Higgins, J.; Tuttle, T. & Higgins, J. (2010). Energy Beverages: Content and Safety. Mayo Clin Proc, 85(11), 1033-1041