Día Mundial de la Diabetes

Por: Bach. Emmanuel Delgado Larios

Edición: Priscila Campos González

DÍA MUNDIAL DE LA DIABETES

El 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes y, por ello, les compartimos algunos datos y recomendaciones sencillas para contribuir a reducir el riesgo y las complicaciones de esta enfermedad.

 

  • Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo existen más de 422 millones de personas con diabetes, y se espera que este número continúe aumentando en los siguientes años.

  • Existen varios tipos de diabetes, sin embargo, las más comunes son la diabetes mellitus tipo 1 y 2, y la diabetes gestacional, que ocurre durante el embarazo.

  • La diabetes tipo 1 está vinculada a factores genéticos y no se puede prevenir. Menos del 10% de todos los casos de diabetes en el mundo son de este tipo.

  • La diabetes tipo 2 es la responsable de la mayoría de casos de diabetes a nivel mundial. Factores como la obesidad y el sobrepeso son determinantes en la aparición de este tipo de diabetes. Una mala alimentación, inactividad física y el estilo de vida también tienen un gran impacto en el desarrollo de esta enfermedad.

  • El embarazo puede exacerbar los síntomas de una diabetes pre-existente o llevar al desarrollo de una diabetes gestacional, la cual afecta cerca del 5% de todos los embarazos. En la mayoría de los casos, la diabetes gestacional se resuelve una vez que termina el embarazo, pero en otras ocasiones, ésta puede progresar a una diabetes tipo 2. De cualquier forma, las mujeres que padecieron de diabetes gestacional tienen un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en el futuro.

 

La diabetes es una condición de salud que no debe tomarse a la ligera porque, desatendida, puede provocar graves complicaciones de salud; sin embargo, eso no significa que no se pueda llevar una vida plena y saludable, razón por la cual, a continuación, les presentamos una serie de sencillas recomendaciones que pueden ayudar a disminuir el riesgo de esta enfermedad y sus complicaciones:

 

  • Elegir vegetales no harinosos como la zanahoria, las espinacas, el brócoli, la coliflor, el repollo, entre otros.

  • Escoger carnes magras, como el pollo sin piel, pescado, o cortes magros de cerdo o res.

  • Seleccionar lácteos con bajo contenido de grasa.

  • Consumir grasas saludables como el aguacate, aceite de canola, oliva o girasol, nueces y semillas.

  • Procurar consumir granos y cereales integrales.

  • Proponerse incluir leguminosas en la alimentación diaria, ya que son excelente fuente de energía, nutrientes y fibra.

  • Disminuir el consumo de comidas rápidas, bebidas azucaradas, dulces, chips y productos similares, con lo cual también se estará ahorrando dinero.

  • Reducir el consumo de alimentos procesados, y optar por consumir alimentos frescos.

  • Dedicar tiempo a planificar las comidas semanalmente. Cuando se vaya al supermercado, se recomienda no ir con hambre y hacer una lista de compras y apegarse a ella.

  • La actividad física es fundamental. Se recomienda realizar al menos 30 minutos de actividad física, 5 días a la semana. En el caso de las personas con diabetes, la actividad física debe realizarse de acuerdo a la tolerancia de cada persona y según las recomendaciones de un profesional de la salud.

  • En el embarazo, el control del peso es de suma importancia para evitar el desarrollo de una diabetes gestacional.

  • No fumar.

 

Es importante recordar que la diabetes es una condición de salud seria y, como tal, necesita ser atendida de manera integral por médicos y nutricionistas, así como otros profesionales de la salud. No obstante, con un adecuado control, con compromiso por parte de la persona que posea esta condición y apoyo de familiares y amigos, es posible vivir una vida plena y saludable.