Catequinas del cacao y su efecto en la presión arterial

Investigación: Carolina Céspedes Vindas, Graciela Méndez Rojas.

Redacción: Andrea Martínez Izaguirre

Levante la mano el que disfruta comiendo chocolate en cualquiera de sus formas (tableta, bebida…) Estoy segura de que en este momento hay varias manos levantadas.

Definitivamente el chocolate es la debilidad de muchos, y aunque infinidad de cosas negativas se dicen acerca de él, hoy vamos a hablar sobre el lado positivo de este alimento, específicamente en el tratamiento de la hipertensión arterial.

La hipertensión arterial es la principal causa de muerte a nivel mundial (13% de las muertes). Costa Rica no es la excepción, en la actualidad la hipertensión arterial constituye en nuestro país una importante una carga a nivel de la salud pública y además presenta altos costos individuales y sociales para sus ciudadanos. Los egresos de la Caja Costarricense de Seguro Social, atribuidos a la enfermedad hipertensiva, aumentaron en un 28,8% del año 2000 al 2009. Los cantones del país que presentan mayores tasas de mortalidad por complicaciones de esta enfermedad son Bagaces, Nicoya y Nandayure, todos ellos en la provincia de Guanacaste.

La hipertensión se define como el aumento  de la fuerza que ejerce la sangre sobre las paredes de las arterias. Ese aumento se puede ver disminuido por acción de las catequinas presentes en el cacao, ya que  estas  se encargan de aumentar las cantidades de óxido nítrico sintetasa, una enzima que se ocupa de la producción de óxido nítrico en los vasos sanguíneos.

¿Y qué es el óxido nítrico? Este es una sustancia que se encarga de dilatar los vasos, reduciendo así la presión ejercida por la sangre sobre las paredes de los vasos sanguíneos. Además de esto, las catequinas ayudan a reducir los niveles del anión peróxido  el cual es un vasoconstrictor. Se conoce también otro efecto de la catequina que consiste en bloquear la actividad enzimática de la Enzima Convertidora de Angiotensina (ECA), lo cual evita que la Angiotensina I se convierta en Angiotensina II, y la Angiotensina II, como tal vez usted ya pudo haberlo deducido, también es un vasoconstrictor.

En síntesis, las catequinas del chocolate mejoran ayudan a disminuir la presión arterial tanto por aumento en la síntesis de vasodilatadores, como disminución en la síntesis de vasoconstrictores.

A pesar de todo lo anterior, hay un punto muy importante que debe tomarse en cuenta, y es que no es cualquier tipo de chocolate el que se recomienda consumir. Muchos de los chocolates que se encuentran actualmente en el mercado contienen productos  añadidos como leche, caramelo, semillas, etc, y para poder añadirlos se debe disminuir la cantidad de cacao utilizada para su fabricación. Como usted recordará, las catequinas se encuentran precisamente en el cacao, por lo tanto el chocolate que se recomienda es el chocolate amargo o chocolate oscuro, es decir, el que es "puro cacao". Los estudios señalan que la absorción de las catequinas se ve alterada en  presencia de leche, hay menor cantidad de catequinas en el plasma cuando el cacao se acompaña con leche. Además, se debe mencionar que la cocoa en polvo no contiene catequinas. 

Se recomienda el consumo de 100 g de chocolate negro durante 2 semanas en personas sanas, con el fin de reducir la presión arterial sistólica hasta 4,1 mm Hg y presión arterial diastólica entre 1,8 y 8,5 mm Hg,  con el fin de mantener un estilo de vida y alimentación saludable. 


Bibliografía

Ayala, N.,  Fernández, A. & Villegas, O. (2010). Control de la hipertensión de las personas atendidas en la CCSS. San José, Costa Rica. C.C.S.S.

Centro de investigación en nutrición, salud y bienestar. (2012) Antioxidantes, chocolate y salud. Medellín, Colombia, Universidad de Antioquía. Gómez Juaristi, M; González Torres, L; Bravo, L; Vaquero, M.P; Bastida, S. & Sánchez Muniz, F.J (2011) Efectos beneficiosos del chocolate en la salud cardiovascular. Nutr Hosp. 26(2). pp 289-292

Heneman, K. & Zidenberg-Cherr, S. (2008) Some facts about catechins. USA. Nutrition and Health Info-Sheet.

Ortíz, A. (2012). Enfermedades crónicas no transmisibles en Costa Rica. San José, Costa Rica. Escuela de Salud Pública, Universidad de Costa Rica.

Quiñones, M. (2010). Efecto de Cocoanox, un cacao rico en polifenoles, en ratas espontáneamente hipertensas.Universidad Complutense de Madrid, España.

Sabán, J. (2012). Marcadores inmunológicos de la disfunción endotelial y de la aterosclerosis. Madrid: Díaz Santos

Silverthorn, D. (2009). Fisiología humana. España: Médica Panamericana.