¿Es compatible el embarazo con el ejercicio?

Por: Keyla Garro González

Edición: Daniela Guevara Villalobos

Unos cuantos años atrás el embarazo era considerado una enfermedad, y cuando una mujer quedaba embarazada debía guardar un reposo absoluto. Hoy en día sabemos que el embarazo es un proceso fisiológico que se acompaña de profundos cambios musculo-esqueléticos, físicos y emocionales, en los cuales la actividad física aporta múltiples beneficios a la mujer gestante y a su futuro bebé.

El ejercicio físico practicado con regularidad va a proporcionar a la mujer embarazada una mejor condición física que se va a reflejar en una buena salud cardiovascular y muscular. También va a evitar el aumento excesivo de peso, va a mejorar la tensión arterial y va a proteger a la madre de la apacición de diabetes gestacional. El realizar ejercicio o actividad física durante el embarazo también va a contribuir a disminuir las molestias causadas por las modificaciones del organismo como pueden ser los problemas digestivos, el insomnio, la ansiedad o la depresión.
 
Las recomendaciones durante el embarazo y posparto se basan en actividades orientadas a mejorar la condición aeróbica y la fuerza muscular, para lo cual se sugiere la práctica de ejercicio durante 30 minutos al día de 3 a 5 veces por semana, preferiblemente de bajo impacto como caminar, practicar yoga, natación, aeróbicos en el agua o gimnasia acuática, entre otras.
 
Por otra parte, se aconseja también la realización de ejercicios de fuerza donde se debe enfocar el trabajo en ciertos grupos musculares grandes, importantes y necesarios para resistir el propio peso corporal. Hasta el momento existe evidencia científica que respalda que las mujeres que se encuentran en un buen estado físico y que realizan cierta actividad física durante el embarazo presentan menos dolor durante el alumbramiento.
 
Por tanto, no debe existir ningún temor para ejercitarse
durante el periodo de gestación, sin embargo hay que tener presente que
la salud de su bebé y la suya es primordial, por tanto asegúrese de trabajar
al lado de un profesional en el movimiento humano y el ejercicio.
 

Bibliografía 

 

Barakat, R., Stirling J. & Lucia A. (2008). Does exercise training during pregnancy affect gestational age? A randomised, controlled trial. Brit J Sport Med. 42(8), 674-678.

 

Miranda, M.D & Navío, C. (2013). Benefits of exercise for pregnant women. Journal of Sport and Health Research. 5(2), 229-232.

 

Kinnunen, T., Pasanen, M., Aittasalo, M., Fogelholm, M., Hilakivi-Clarke, L., Weiderpass, E. & Luoto, R. (2007). Preventing excessive weight gain during pregnancy - a controlled trial in primary health care. Eur J Clin Nutr. 61(7), 884-891.