La lactancia materna (LM) es el primer alimento por excelencia que todo recién nacido debe recibir de manera exclusiva, idealmente en su primera hora. Y esto pareciera ser fácil, pero la madre y su bebé requieren el apoyo de todos.

Los factores que inciden sobre la LM son múltiples y afectan de forma directa o indirecta el inicio y el mantenimiento de la misma. Por esta razón, esta temática debe abordarse mediante redes de apoyo que involucren diferentes ámbitos como la familia, la comunidad, los centros de salud, el lugar de trabajo, y el gobierno, para que en conjunto propicien una lactancia materna exitosa.

 

La celebración de la Semana Nacional de la Nutrición se realiza en Costa Rica desde 1972, siendo un espacio propicio para reflexionar sobre la situación alimentaria y nutricional, y el reconocimiento de la nutrición como pilar de la calidad de vida y el desarrollo humano. 

La leche materna es sin duda alguna la mejor elección para alimentar a un recién nacido, pues cuenta con los nutrientes que requieren los niños y niñas para crecer y desarrollarse saludablemente. 

Si una mamá le preguntara a cualquier nutricionista sobre la leche materna, esta le respondería que sin duda el mejor alimento para su bebé, ya que le brinda todos los nutrientes que necesita, le aporta defensas y permite que se forme un lazo de amor único con la mamá.

La situación social y económica del mundo ha hecho que cada día más madres salgan de sus casas a trabajar, por lo que tienen que dejar a sus hijos menores de 6 meses al cuido de otras personas: tías, abuelas, empleadas. Sin embargo esto no debería ser una razón para que el bebé no reciba más la leche de su mamá.

El 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes y, por ello, les compartimos algunos datos y recomendaciones sencillas para contribuir a reducir el riesgo y las complicaciones de esta enfermedad.