La leche materna es sin duda alguna la mejor elección para alimentar a un recién nacido, pues cuenta con los nutrientes que requieren los niños y niñas para crecer y desarrollarse saludablemente. 

Pero no solo nutrientes aporta, sino un sinfín de compuestos, como las inmunoglobulinas, que brindan protección contra infecciones, virus y diversas enfermedades. De hecho, el calostro, que son las primeras gotas de leche materna que produce la madre después del parto, es la primera vacuna natural que recibimos y que fortalece nuestro sistema inmune.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) en los primeros seis meses de vida, los bebés deben ser alimentados exclusivamente con leche materna, debido a que la composición de la leche materna brinda, tanto en cantidad como en calidad, la energía, las proteínas, las vitaminas, los minerales y otros nutrientes que se requieren conforme al crecimiento y desarrollo. A partir del sexto mes de vida, la lactancia materna sigue siendo el alimento principal por excelencia y se acompaña de la alimentación complementaria, que básicamente consiste en la introducción de alimentos diferentes a la leche materna que complementan la alimentación al pecho. Esto no significa que el inicio de la alimentación complementaria es equivalente a destetar al niño, al respecto la OMS recomienda que el proceso de la lactancia materna se continúe hasta por lo menos los 2 primeros años de vida y si el periodo se extiende, los niños y niñas seguirán recibiendo los grandes beneficios de este maravilloso alimento.

Sabemos que son muchas las circunstancias que pueden afectar la duración de la lactancia materna, entre ellas la falta de conocimiento, la falta de apoyo en los ámbitos familiar, laboral, nacional, por lo que se hace evidente la necesidad de sumar esfuerzos para que esta primera elección sea una realidad que se mantenga por el mayor tiempo posible. Informarse, educarse y buscar ayuda de los y las profesionales en salud apoya en alcanzar una lactancia materna exitosa.

Desde el Programa de Educación y Atención Nutricional Universitario -PREANU- de la Escuela de Nutrición de la Universidad de Costa Rica, trabajamos en pro de la lactancia materna, poniendo a su disposición la Sala de Lactancia Materna para facilitar la extracción y el adecuado almacenamiento de la leche materna, armonizando así la práctica de la lactancia materna con el estudio y el trabajo fuera de casa. Adicionalmente a lo largo del año estaremos desarrollando una serie de actividades tanto presenciales como por medio de redes sociales en torno al tema de la lactancia materna.

¡Le motivamos a que la primera elección sea siempre la leche materna!

 

Créditos de imagen: Leandro Cesar Santana