Imprimir
Categoría: Espacio Académico

La glucosa o azúcar es la principal fuente de energía de nuestro cuerpo, las células requieren de ella como un carro necesita gasolina para funcionar. Para que la glucosa de los alimentos que consumimos entre a las células y estas puedan realizar todas sus funciones, se requiere de una “llave”, y esa llave es una hormona producida en el páncreas que se llama  insulina.

Cuando una persona se alimenta de manera poco saludable y no realiza actividad física, hay más grasa en su cuerpo, y esta grasa puede llegar a impedir que la insulina ejerza su función de meter la glucosa en las células.  Le vamos a poner un ejemplo muy fácil para que se lo imagine, pero por supuesto no funciona exactamente así, nuestro organismo es mucho más complejo:

La célula es una cajita cerrada con candado, para poder meter algo en esa cajita (ese algo en este caso sería la glucosa), se requiere de una llave, que es la insulina. Si ponemos una bola de plasticina dentro del agujero del candado, la llave no va a poder abrir el candado. La plasticina simboliza la grasa que bloquea la función de la llave (la insulina). Esto se llama insulino-resistencia o resistencia a la insulina y causa Diabetes Mellitus tipo II.

El fenogreco es una planta medicinal que tiene efectos en el tratamiento de la Diabetes Mellitus tipo II. Estudios científicos indican una relación entre el consumo de esta planta con la disminución de la insulino-resistencia y regulación de los niveles de insulina, razón por la cual mantiene controlados los niveles de glucosa en sangre.  Este efecto se debe a los galactomananos presentes en la semilla de la planta, los galactomananos son un tipo de fibra dietética soluble que inhibe la digestión y la absorción de los carbohidratos a nivel del intestino delgado. Además estimulan al páncreas para que produzca más insulina, y aumentan la sensibilidad a la misma (lo contrario a la resistencia).

La evidencia sugiere un efecto del fenogreco sobre la disminución de los niveles de glucosa en sangre en pacientes con Diabetes Mellitus tipo II en una dosis de semillas de 5 a 30 gramos,  tres veces al día, esto equivale 1,28 – 7,38 g de galactomananos.


Bibliografía

Edición: Andrea Martínez Izaguirre

Créditos de imagen: xb100