Imprimir
Categoría: Espacio Académico

Sin duda alguna el consumo de vegetales y frutas como parte de nuestra alimentación diaria es uno de los hábitos más importantes. Estos dos grupos de alimentos aportan a nuestro cuerpo principalmente fibra, vitaminas, minerales y agua, componentes que varían en cantidad en cada uno de ellos.

Al momento de incorporar estos en nuestra alimentación nos enfrentamos a retos como, por ejemplo: ¿Cómo almacenarlos para sacarles un mayor provecho?. En esta ocasión nos ocuparemos en cómo debemos almacenar los vegetales de hojas verdes para lograr extender lo más posible su vida útil y así, evitar que estos se dañen y terminen en la basura.

Los vegetales de hoja verde a los que nos referimos incluyen lechugas en sus diferentes variedades (lolo rosa, americana, criolla, escarola, entre otras), kale, albahaca, espinaca, mostaza china, culantro, rúcula, perejil y similares.

Antes de hablar específicamente sobre algunos consejos al momento de conservar estos vegetales en nuestras casas, es importante aclarar que, su tiempo de vida útil incluso puede verse afectado desde el momento de la compra. Si usted acostumbra a comprar sus vegetales en la feria del agricultor o directamente a algún productor, es probable que con ellos pueda conseguir productos más frescos y por tanto con una mayor vida útil. ¡Si tiene esa posibilidad… SÁQUELE PROVECHO!

Por otro lado, en el caso de que pueda tener acceso a productos orgánicos también debe tomar en cuenta que se recomienda una mayor frecuencia de compra (generalmente semanal), ya que los vegetales orgánicos suelen tener una vida útil más corta que los productos convencionales.

A continuación, le brindamos algunos consejos muy puntuales para que pueda aprovechar de la mejor manera sus vegetales de hojas verdes:

  1. Antes de iniciar la manipulación de sus vegetales lave sus manos durante al menos 20 segundos, utilizando jabón y agua potable. También es importante lavar sus manos al terminar por completo el proceso de manipulación. Por otra parte, se recomienda eliminar las bolsas que contienen los vegetales (cuando las traen), ya que generalmente contienen agua y/o restos de tierra.
  2. Lugar de almacenamiento: los vegetales de hojas verdes deben almacenarse en los espacios específicos del refrigerador para este fin. Generalmente este espacio se encuentra en la zona más baja del refrigerador, dentro de una gaveta. Esta gaveta permite que el frío no le de directamente al vegetal y evita que se deshidrate más rápidamente.
  3. Limpieza y lavado: los vegetales deben ser lavados bajo el chorro de agua corriendo, antes de ser almacenados en refrigeración. Además, es importante que durante este proceso de lavado se eliminen todas aquellas partes que se ven “marchitas”, amarillas o sobre maduradas; también se deben eliminar las partes no comestibles como tallos con tierra y las hojas más externas (en el caso de las lechugas). Si lo desea también puede revisar con el pasar de los días y eliminar las hojas que se van poniendo marchitas o húmedas a fin de evitar la humedad general.
  4. Secado: deje secar las hojas en un colador o utilice un secador de lechugas (centrifugadora). Luego de esto termine de secarlas utilizando toallas de cocina o un “paño” de cocina totalmente limpio. Este paso es muy importante, entre más secas queden las hojas mayor vida útil van a tener.
  5. Forma de almacenamiento: finalmente cubra completamente las hojas utilizando toallas de cocina (si lo desea puede utilizar de las reutilizables, limpias). Posteriormente puede colocarla dentro de un contenedor o bolsa plástica y seguidamente en la gaveta del refrigerador. Si decide utilizar un contenedor, son ideales los que tienen una rejilla que aísla el contenido de agua que irá dándose con el paso de los días.

*Se recomienda mantener las hojas enteras, no picadas, a fin de que se mantengan adecuadamente por más tiempo.

Todos estos pasos, permitirán, no solo que sus vegetales de hojas verdes se mantengan durante un mayor tiempo frescos, sino que además los podrá utilizar rápidamente para preparar sus platillos, lo que indudablemente favorecerá un mayor consumo de estos y por tanto una mejor salud.

Por último, es importante recordar que estos vegetales tradicionalmente son utilizados en ensaladas, sin embargo, también es posible utilizarlos como parte de nuestros platos principales y también dentro de nuestros batidos y/o bebidas obteniendo así más beneficios a nuestra salud.

 

 

Bibliografía

Centers for Disease Control and Prevention  (2020) Lettuce and other leafy greens and food safety. https://www.cdc.gov/foodsafety/communication/leafy-greens.html

Food and Agriculture Organization of the United Nations (2011) Preserving green leafy, vegetables and fruits. http://www.fao.org/3/CA2556EN/ca2556en.pdf

Hoover, A., y Matthews, R. (2012) Safe Handling of lettuce & leafy green salads. Home and Garden Information Center, Clemson Cooperative Extension. https://hgic.clemson.edu/factsheet/safe-handling-of-lettuce-leafy-green-salads/

Newgent, J. (2020). Washing Leafy Greens. Academy of Nutrition and Dietetics. https://www.eatright.org/homefoodsafety/four-steps/wash/washing-leafy-greens