Actualmente, algunas personas que realizan deporte recurren a suplementos deportivos, que son sustancias utilizadas específicamente para mejorar el rendimiento en el deporte, potenciar habilidades o disminuir el impacto fisiológico del ejercicio. Estos suplementos no son necesariamente dopantes o prohibidos, y se presentan más bien como medicamentos o como suplementos dietéticos. Es importante aclarar que si se van a utilizar, se debe hacer con RECOMENDACIÓN TÉCNICA.

Popularmente se dice que el jugo de remolacha, también conocido como jugo de betabel, favorece el rendimiento deportivo, pero ¿qué dice la literatura científica al respecto? ¿Puede funcionar este alimento natural como suplemento deportivo? El objetivo de este artículo es exponer los principales hallazgos de las investigaciones y describir su uso según la evidencia reportada.

De manera reciente, diversos estudios han colocado el jugo de remolacha como posible benefactor en el rendimiento físico. Entre los beneficios se menciona que la suplementación con jugo de remolacha durante al menos 6 días previos a una competencia reduce el consumo de oxígeno durante el ejercicio, reduce la presión arterial sistólica y retrasa la aparición de la fatiga, todo lo cual mejora la tolerancia a ejercicios de alta y moderada intensidad.

Se ha identificado que los efectos del jugo de remolacha en el rendimiento deportivo se deben propiamente al contenido de nitrato (NO3) presente en la remolacha, el cual al ingresar al organismo se reduce a nitrito (NO2) y óxido nítrico, principales encargados de producir los efectos mencionados. El jugo de remolacha también contiene un gran número de antioxidantes y polifenoles, por lo tanto, la posibilidad de que el nitrato trabaje en sinergia con uno o más de estos compuestos para facilitar la reducción de nitrato a nitrito y óxido nítrico, no debe ser ignorada.

Entre algunos ejemplos específicos, Bailey y colaboradores (2009) reportaron una reducción significativa del costo de O2 del ejercicio de intensidad moderada.Así mismo Lansley et al. (2011) y Cermak et al. (2012) encontraron que el tiempo de término durante pruebas de ciclismo contrarreloj (4, 10 y 16 km) se redujo significativamente con suplementación con jugo de remolacha. También se ha reportado que después de la suplementación con jugo de remolacha aumenta el rendimiento en el ejercicio intermitente de alta intensidad en jugadores recreativos de deportes de equipo. Se han llevado a cabo estudios en ciclismo, caminata, carrera y natación, encontrando resultados similares.

Sin embargo, hasta la fecha, los intentos para reproducir estos hallazgos en atletas altamente entrenados han resultado menos exitosos. Es posible que las adaptaciones fisiológicas asociadas con el entrenamiento crónico anulen los posibles beneficios sobre el rendimiento de la suplementación con nitrato de la dieta.

Comercialmente el nitrato se distribuye como suplemento deportivo en conjunto con otros componentes como L-Arginina, L-citrulina y creatina, sin embargo, no se han identificado efectos beneficiosos en el rendimiento deportivo derivado de las dos primeras sustancias, mientras que se reconoce el efecto nocivo de la combinación de creatina con nitratos.

Algunos autores desaconsejan el consumo de nitratos y nitritos de la dieta, relacionándolos con la generación de cáncer gástrico, sin embargo, los estudios aclaran que esto ocurre cuando los suplementos con nitratos están sin los antioxidantes del vegetal que naturalmente los protege.

 

RECOMENDACIONES PRÁCTICAS

La evidencia disponible indica que los suplementos de 5 a 7 mmol de nitratos en la dieta (aproximadamente 0.1 mg/kg de masa corporal) resultan en un aumento significativo de nitritos en la sangre y los efectos fisiológicos asociados. Esta ‘“dosis” de nitratos puede alcanzarse fácilmente con el consumo de 500 mL de jugo de remolacha (o un alimento equivalente alto en nitratos). Se recomienda que los nitratos se consuman aproximadamente 3 horas antes de la competencia o del entrenamiento, su efecto por lo general permanecerá de 6 a 9 horas posteriores a la ingesta. 

Como se mencionó, existe la posibilidad de que las dosis altas no controladas de sales de nitratos puedan ser perjudiciales para la salud, a pesar de esto hay una creciente evidencia de que las fuentes naturales de nitratos son más beneficiosas que dañinas para la salud humana, por esta razón, se recomienda que los atletas que desean explorar los posibles efectos ergogénicos (mejora en el rendimiento) de los suplementos de nitratos utilicen un enfoque natural, más que farmacológico.

 


Bibliografía:

Albero, L. & Casamayor, B. (2013). Zumo de remolacha: suplemento natural para deportistas. Medicina Naturista 7 (2), 116-118

Colls, C., Gómez, J., Cañadas, G., Fernández, R. (2015). Uso, efectos y conocimientos de los suplementos nutricionales para el deporte en estudiantes universitarios. Nutrición Hospitalaria 32(2), 837-844.

Jones, A. (2011). Suplementos de nitratos y desempeño en el ejercicio. Nestlé Nutrition Institute Workshop Series. Disponible en: https://www.nestlenutrition-institute.org/docs/default-source/latam-document-library/publications/secured/1d654a66f2215287fef62a51a3ac841b.pdf?sfvrsn=0#page=9

Jones, A. (2016). Precursores de óxido nítrico en la dieta y rendimiento en el ejercicio. Sports Science Exchange 28 (156), 1-6.

Jones, A., Kelly, J., McDonagh, S. (2013). Dietary nitrate and exercise. PINES 5 (1), 2-7.

Mennini, T. (2014). Dietary nitrate supplementation. Nutrafoods 13 (1), 45.

 

Edición: Priscila Campos González.

Créditos de imagen: Unsplash