Las grasas aportan alrededor del 30% de la energía y existen tres tipos: saturada, poliinsaturada y monoinsaturada. Se ha encontrado que, en Costa Rica, el consumo de alimentos fuente de grasa saturada (manteca, mantequilla, natilla, queso crema, entre otros) es mayor al recomendado, mientras que el de grasa insaturada es inferior.

El hipotiroidismo es una enfermedad que se presenta cuando la glándula tiroidea se encuentra alterada y, por lo tanto, no mantiene su producción normal de hormonas. Esto se puede dar por varios motivos:

  1. Deficiencia o exceso de yodo.
  2. Enfermedad autoinmune o tiroiditis de Hashimoto, la cual ocasiona un ataque a la glándula tiroidea por parte del sistema inmune. Es la causa más común de hipotiroidismo en las zonas donde no hay deficiencia de yodo.
  3. Remoción de parte del tejido de la tiroides por presencia de un tumor.
  4. Insuficiente producción de la Hormona TSH (encargada de estimular la tiroides).

Actualmente, algunas personas que realizan deporte recurren a suplementos deportivos, que son sustancias utilizadas específicamente para mejorar el rendimiento en el deporte, potenciar habilidades o disminuir el impacto fisiológico del ejercicio. Estos suplementos no son necesariamente dopantes o prohibidos, y se presentan más bien como medicamentos o como suplementos dietéticos. Es importante aclarar que si se van a utilizar, se debe hacer con RECOMENDACIÓN TÉCNICA.

Mucho se habla de la alimentación de la mujer cuando se encuentra embarazada, pero ¿qué sucede con la alimentación de la madre durante el periodo de lactancia?

Cuando la mujer se encuentra en la etapa de la lactancia, su alimentación juega un papel muy importante para el cuidado de su salud y la de su bebé. 

Las proteínas son grandes moléculas consideradas macronutrientes por la diversidad de funciones que llevan a cabo en el organismo: son un componente importante de huesos, sangre, cabello, transportan moléculas, reconstruyen tejidos, intervienen en el metabolismo, participan en la producción y fortalecimiento de la masa muscular, entre otros. Este macronutriente se pueden obtener por medio de la alimentación, al ingerir productos como las leguminosas (frijoles, garbanzos, soya, etc), la leche, el queso, huevo, carnes rojas y blancas, los cuales proporcionan cantidades importantes y suficientes de proteína.