Durante el embarazo, la madre se encarga de proveer los nutrientes necesarios para el desarrollo y crecimiento del feto que lleva en su vientre. Durante este período, las necesidades de alimentos varían tanto en cantidad como calidad.

Son muchas las madres que se preguntan ¿cómo debo comer entonces? La escogencia de la dieta de la embarazada es una actividad que requiere de mucho cuidado y atención; por eso en general lo más recomendable es mantener una alimentación variada y en cantidad adecuada.

Amamantar es un acto que preocupa a muchas madres primerizas, sin embargo es muy fácil si recordamos estos nueve sencillos pasos:

Prácticamente todas las personas sufren alguna vez de estreñimiento, generalmente no es grave. El estreñimiento es un síntoma no una enfermedad. Usted puede estar estreñido si hace menos deposiciones de las acostumbradas, con heces largas o duras.

Existen macronutrientes y micronutrientes esenciales para el cuerpo, su consumo adecuado es clave en el desarrollo y crecimiento de los niños. Los macronutrientes son requeridos en grandes cantidades por el organismo y además aportan energía. Entre ellos se incluyen los carbohidratos, las proteínas y las grasas. Los micronutrientes por otro lado, casi no aportan energía pero constituyen unos de los factores fundamentales para que el metabolismo funcione correctamente.

“Tenemos un remedio inmediato, seguro y confiable para algunos de los principales riesgos de salud relacionados con el consumo no saludable. Es gratis. Funciona para ricos y pobres, para hombres y mujeres, para jóvenes y mayores. Es la actividad física. Al menos treinta minutos todos los días.”

- Gro Harlem Brundtland, Directora General, Organización Mundial de la Salud. (Asamblea Mundial de la Salud, 2002).