Quercetina de la manzana gala y prevención de enfermedades cardiovasculares

Investigación: Melissa Altamirano Herrera, Natalia Villalobos Alfaro, Joselyn Arce Marenco

Redacción: Andrea Martínez Izaguirre

¿Alguna vez ha escuchado el dicho “Una manzana al día del doctor te alejaría”?, resulta que este es totalmente cierto.

La manzana es una fruta que le aporta grandes beneficios a su salud, entre ellos ayuda a disminuir los niveles sanguíneos de colesterol gracias a su aporte de pectina, una fibra soluble. Además posee gran poder antioxidante  y cardioprotector por  su contenido de polifenoles, fenoles y flavonoides.

Uno de esos flavonoides de la manzana es la quercetina, esta es una sustancia que además se encuentra en alimentos como la cebolla, la cereza, el vino, las uvas y el brócoli. Las personas que tienen un elevado consumo de frutas y vegetales, suelen tener una alta ingesta de quercetina, especialmente si acostumbran a comer estos alimentos con cáscara o “piel”, ya que es allí donde se encuentra en mayor proporción.

El efecto cardioprotector de la quercetina de la manzana, se basa en su capacidad para inhibir la oxidación de colesterol LDL, más conocido como “colesterol malo”, y con ello el riesgo de aterosclerosis que es una enfermedad en la que las moléculas de colesterol se oxidan y acumulan en las arterias dificultando el flujo de la sangre. La quercetina además reduce la presión arterial ya que contribuye a la vasodilatación de los vasos sanguíneos.

Se estima que el consumo de 1 a 2 manzanas logra cubrir las ingestas recomendadas de quercetina diarias contribuyendo así a la disminución del riesgo de padecer enfermedades cardiacas.

¡Así que ya lo sabe! En esta época del año donde hay gran disponibilidad de manzanas en el mercado, aproveche y dele un regalo de navidad a su corazón. 


Bibliografía

1. Ministerio de Salud Pública. (10 de Octubre de 2013). Ministerio de Salud. Obtenido de http://www.ministeriodesalud.go.cr/sobre_ministerio/memorias/memoria2012...

2. Palomo G, I., Yuri, J. A., Moore-Carrasco, R., Quilodrán P, Á., & Neira E, A. (2010). El consumo de manzanas contribuye a prevenir el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y cáncer: antecedentes epidemiológicos y mecanismos de acción. Revista chilena de nutrición, 37(3), 377-385.

3. Chivico, M., Carrasquel, J., Tapia, M. S., Olaizola, C., & Ramírez, M. (2013). IMPULSO DE CAMPAÑAS EDUCATIVAS “5ALDIA” PARA PROMOVER SALUD EN CENTROS SOCIALES Y COMUNIDADES DEL ÁREA METROPOLITANA, INCLUYENDO LAS FRUTAS Y HORTALIZAS EN LOS HÁBITOS ALIMENTARIOS DEL VENEZOLANO. Revist@ ServicioComunitario,1(2).

4. Granado, A. (2009). Estudios de los mecanismos de acción molecular de polifenoles de la dieta en cultivos celulares y animales de experimentación. España: Universidad Complutense de Madrid.

5. Araya, H., Clavijo, C., & Herrera, C.(2006). Capacidad antioxidante de frutas y verduras cultivadas en Chile. Universidad tecnologica Metropolitana Santiago. Articulos Latinoamericanaos de nutricion. 56 (4):361-365.

6. OMS, 2013. Recuperado desde; http://www.who.int/topics/cardiovascular_diseases/es/

7. Galindo, P (2012). Biodisponibilidad y efecto antihipertensivo de quercetina. Tesis de doctorado. Universidad de Granada.  Facultad de farmacia. Granada, España.

8. Álvarez, E., González, P. 2006. La fibra dietética. Unidad de dietética y nutrición. Madrid: Hospital la Fuenfría. 

9. Agregaduría agrícola para Centroamérica y el caribe.(2012). Chile. Recuperado de http://www.centroamerica.minagri.gob.cl.

10. Life Plus Intenational. s.f. Xtra Antioxidants. Restituye y conserva las reserve de antioxidants. Recuperado: http://www.lifeplus.com/media/pdf/piSheets/US/6124-PI_ES.pdf