Un metabolismo activo

Si preguntáramos a personas que están a nuestro alrededor ¿Cómo acelerar el metabolismo?, obtendríamos muchas respuestas diversas  de prácticas, alimentos, bebidas o suplementos que se supone aumentan el metabolismo, pero ¿Qué tan cierto es esto? ¿Realmente se puede acelerar el metabolismo?

Actualmente en el mercado se encuentran un sin fin de productos que aseguran un metabolismo más activo, principalmente con el objetivo de promover pérdida peso. Sin embargo muchos de estos productos no cuentan con evidencia científica que respalde sus efectos.  Pero que esto no lo desanime, ¡Sí existen maneras de mantener más activo el metabolismo!

Primero debe saber que al hablar de metabolismo, nos referimos a todos los procesos que convierten o usan energía en el cuerpo, por ejemplo la respiración, la circulación, la contracción muscular, la digestión de alimentos, el control de la temperatura, la eliminación de los desechos y muchos más.

La energía y nutrientes para realizar todos esos procesos viene de los alimentos, así que la alimentación es uno de los factores que influye sobre el metabolismo.

¿Qué puede hacer para acelerar o mejorar su metabolismo?

Comience por distribuir su alimentación en 5 comidas a lo largo del día: 3 principales (desayuno, almuerzo y cena) y entre ellas 2 meriendas pequeñas.  Procure que no pasen más de 3-4 horas entre los tiempos de comida.

Mantenga una alimentación variada, incluyendo todos los grupos de alimentos diariamente: El grupo de los cereales, leguminosas y verduras harinosas, el grupo de las frutas y vegetales, en menor proporción el grupo de los productos de origen animal y en cantidades muy pequeñas el grupo de las grasas y azúcares.

Consuma porciones adecuadas, en cada tiempo no deben ser muy copiosas.

Incluya en su dieta productos con alto contenido de fibra, como frutas (de ser posible con cáscara), vegetales, frijoles, garbanzos, avena, maíz, productos integrales (arroz, pasta, pan, galletas, harina, etc).

Otra excelente práctica es el ejercicio, este es uno de los factores que incide más en el aumento del metabolismo. Además del gasto energético que genera, ayuda a mantener o incrementar la masa muscular y el músculo es metabólicamente muy activo aún en reposo. La recomendación en este caso es realizar como mínimo  150 minutos a la semana de actividad física.