Gota y cuidados en la alimentación

Por: Bach. Adriana Argüello Sandí

Edición: Bach. Daily Cerdas Estrada

 

La aparición de esta enfermedad se ha visto relacionada al exceso en el consumo de alimentos, principalmente carnes, así como de bebidas alcohólicas. Esto sumado a otras complicaciones como la obesidad y enfermedades crónicas, juega un papel importante sobre la salud de las personas. Por eso, una adecuada alimentación es indispensable en el tratamiento de estas enfermedades.

¿Qué es la hiperuricemia?

El primer signo de la gota es la aparición de hiperuricemia. Esta se da cuando los niveles de ácido úrico en sangre son superiores a los niveles normales (Esto sería que en hombres se superen los 7 mg/dL, mientras que en las mujeres supere los 6 mg/dL). La elevación en estos valores, al inicio no produce síntomas, sin embargo después, con valores ya elevados se producen manifestaciones clínicas más avanzadas.  

¿Cuáles son las causas?

Las causas de la hiperuricemia y gota son múltiples, entre las que se destacan:

·         Enfermedad renal aguda o crónica.

·         Uso de diuréticos y otros fármacos.

·         Consumo excesivo de alimentos, de purinas y/o bebidas alcohólicas.

·         Obesidad.

·         Hiperinsulinemia.

·         Triglicéridos elevados.

·         Síndrome metabólico.

·         Hipertensión arterial.

·         Diabetes Mellitus.

·         Neoplasias.

·         Hipertiroidismo.

·         Anemia hemolítica.

 

¿Cuáles son las manifestaciones de la gota?

La presencia de gota lleva un proceso, primero se eleva el ácido úrico en sangre, en esta fase la persona por lo general no presenta síntomas, sino que lo detectan gracias a un examen de sangre de rutina.   

Posteriormente, componentes derivados del ácido úrico se van acumulando en tejidos y articulaciones, debido a esto se produce la gota, en esta fase sí son evidentes los síntomas como inflamación, además se experimenta dolor, enrojecimiento del área afectada y alrededor, puede acompañarse de descamación de la piel; también puede provocar alta sensibilidad. En la mayoría de los casos,  la inflamación y el dolor se produce en el primer dedo del pie, es decir, el dedo gordo, aunque también puede aparecer en rodilla, tobillo, la parte posterior del pie, muñeca o los dedos de las manos.

¿Cuáles alimentos se deben evitar?

Los alimentos se pueden clasificar en tres categorías según la facilidad que tengan para promover la producción de ácido úrico. De esta forma, los alimentos que ayudan más en su producción es mejor restringirlos, los siguientes deben limitarse y los que promueven en menor cantidad su producción se pueden comer con mayor frecuencia, sin perder el concepto de alimentación balanceada y variada, además cuidando las porciones servidas. 

 

Alimentos Restringidos Alimentos a limitar Alimentos libres
Carne de cerdo y res Pescados blancos Frutas
Mariscos Pollo Vegetales
Víceras Espinacas Verduras harinosas
Anchoas Espárragos Huevo
Sardinas Coliflor Lácteos
Atún Hongos Cereales
Salmón Leguminosas Frutos secos
Arenque Tomate Hierbas naturales

 

Tener presente también que el consumo de licor afecta la gota, pues este reduce la excreción de ácido úrico y por ende este y sus componentes derivados se acumulan. La magnitud de esta asociación se incrementa a mayor consumo de alcohol y varía según el tipo de bebida, por ejemplo, dos o más cervezas al día ejercen un mayor riesgo de gota en comparación a dos copas de vino.  

Asimismo, se recomienda mantener un peso saludable, cuidar el tamaño de porción de los alimentos consumidos, evitar el consumo excesivo de bebidas alcohólicas (3 tragos o más por día), consumir entre 2 y 3 litros de agua al día, y cumplir con el tratamiento farmacológico indicado por el médico tratante.

 

Referencias

Álvarez, B., & Valdivielso, A. (2014). Hiperuricemia y gota: el papel de la dieta. Nutrición Hospitalaria. 29(4): 760-770.

Cruz, D., Leiva, I., Ibero, J., & Blanco, B. (2006). Revisión y actualización de hiperuricemia. Recuperado de: http://www.mgyf.org/medicinageneral/revista_88/pdf/593_602.pdf.

Montilla, C., Del Pino, J., Calero, I., & Cubino, N. (2013). Artritis microcristalinas. Medicine. 11(34): 2093-2100.